María José Álvarez participa en un desayuno empresarial en Pamplona

Pamplona, 5 de noviembre de 2018

La presidenta del Grupo EULEN, María José Álvarez, ha asegurado, en los Desayunos Empresariales de NavarraCapital.es, patrocinados por CaixaBank e IMQ Navarra, la importancia de que se valore la figura del empresario como creador de riqueza y bienestar especialmente entre las nuevas generaciones. Asimismo, en su condición de mujer ha afirmado que “las mujeres estamos dispuestas a defendernos por nosotras mismas” por lo que ha reclamado “que no nos molesten, que no nos protejan tanto, que nos dejen trabajar”.

María José Álvarez, introducida para la ocasión por el presidente de ADEFAN, Francisco Esparza, ante un auditorio formado por personalidades del mundo directivo y empresarial de la región como el presidente de la CEN, José Antonio Sarría, el de la Cámara Navarra de Comercio e Industria, Javier Taberna, el expresidente foral, Miguel Sanz, o los parlamentarios Guzmán Garmendia e Iñigo Alli, entre otros, ha ido desgranando en su conferencia “Empresa Familiar y Mujer” lo que ha sido su trayectoria profesional desde que se incorporó en 1982 a la compañía que hoy preside, que emplea a más de 90.000 personas en 14 países y que presenta unas cuentas consolidadas en 2017 de 1.500 millones de euros.

Precisamente, ese repaso le ha permitido hacer un alegato a favor del empresario y de los “valores tradicionales” que, bajo su punto de vista, le deben caracterizar. De esta forma, el primero que ha mencionado ha sido la ilusión “porque trabajar solo por el salario debe ser durísimo”, ha opinado. A éste le han seguido el riesgo, el sacrificio y el esfuerzo ya que, según ha manifestado, “la empresa no espera” por lo que su responsable “debe saber que se lo juega todo y que, si fracasa, no cabe otra que levantarse y empezar de nuevo desde cero”. Además, habría que añadir una visión a medio y largo plazo “que le permita subir la escalera paso a paso”, ha comentado.